Agencia

Sheryl Saiz, miembro de una fundación de animales, se dio a la tarea de brindarle apoyo a una mujer que quería adoptar 30 gatos, lo que no se esperaba es que le llegarían pero 400.

Las mascotas venían “desde Valledupar, no sabemos con qué intenciones. Al parecer, venían para vender los gatos en condiciones terribles”, relató Nicol Villamil, que apoya a Sheryl.

"Nos reportaron un camión que venía de Valledupar con 400 gatos y acudimos inmediatamente. 30 de ellos estaban muertos y ya enviamos otros 30 agonizantes a las veterinarias. Una gata tuvo a sus bebés en un guacal y todos ellos murieron", señaló.

No descartan que quienes trasladaron a los felinos sean parte de una banda que trafican gatos.

Comparte esta noticia