Agencia

Un auto de lujo que perteneció a Pablo Escobar, el famoso narcotraficante colombiano, ha sido puesto a la venta.

El espectacular coche también fue manejado por un excampeón de la Fórmula 1: el gran Emerson Fittipaldi.

Pieza de colección 

El modelo que fue puesto a la venta es un Porsche 911 (Porsche Carrera) que perteneció al narcotraficante, Pablo Escobar. El impresionante auto de lujo sería vendido por la empresa Atlantis Motor, pero, hace unos días, un cambio de última hora provocó que el auto vaya a una subasta donde su precio de salida iniciará en 2.2 millones de dólares. Algo así como 44 millones de pesos, por si te sobra cambio tras este fin de semana.

Un detalle importante de este auto es que es de edición limitada. Solo fueron fabricadas 15 unidades a nivel mundial y todas ellas fueron para la Carrera Internacional de Campeones (International Race of Champions). La IROC fue un serial que se corría en Estados Unidos invitando a pilotos ya consagrados. Tuvo 30 ediciones entre 1974 y 2006. Emerson Fittipaldi, el brasileño que fue campeón del mundo en Fórmula 1, corrió con este auto en la primera temporada.

Un auto con historia

El gran piloto brasileño, Emerson Fittipaldi, manejó el Porsche 911 en la primera temporada de la Carrera Internacional de Campeones en 1974. El estilo retro del vehículo tiene mucho que ver con su color, un fantástico Sahara Beige (tonalidad amarilla/crema). Incluso, en las puertas y cristales, aparece impreso el apellido Fittipaldi. En aquella temporada, Fittipaldi terminó en séptimo lugar de la clasificación general y el ganador del serial fue el estadounidense, Mark Donohue. Todos los pilotos manejaban el famoso, Porsche Carrera.

Al terminar la temporada de la Carrera Internacional de Campeones de 1974, los 15 autos Porsche Carrera fueron vendidos a Roger Penske, una mente maestra del automovilismo, famoso como jefe de equipos en el deporte motor de Estados Unidos. Años después llegó a los pilotos John Tunstall y Charlie Kemp, pero, Tunstall terminó vendiéndolo a uno de los capos más famosos de la historia: Pablo Escobar.

El Porsche siguió participando en algunas competencias. De hecho, muchos claramente lo identifican corriendo en la Copa Renault que se disputó precisamente en Colombia a finales de la década de los 80s. El auto fue propiedad de Pablo Escobar hasta su muerte en 1993. La unidad fue decomisada y volvió a Estados Unidos.

Comparte esta noticia