Agencia

Nieve fue el nombre que le dieron a la pequeña tigresa por su color blanco, la primera en nacer en cautiverio en la región centroamericana, en el Zoológico Nacional de Nicaragua.

Ella había nacido de dos tigres de Bengala amarillos rescatados de un circo donde recibían maltratos y mala alimentación. 

Desde un principio Nieves fue rechazada por su madre y bajo esas circunstancias quedó en las manos del veterinario y su esposa, Marina Argüello, quienes ahora lamentan la triste partida junto a miles de personas que seguían el caso desde las redes sociales.

Comparte esta noticia