Agencia

Un fotógrafo que se encontraba realizando un tour de vida silvestre en las islas Georgias del Sur logró tomar imágenes de un pingüino nunca antes visto que se distinguía entre sus pares por su particular color amarillo.

Yves Adams encabezaba una expedición fotográfica de dos meses recorriendo las islas de la Antártida cuando, en una de las paradas en las Georgias del Sur, documentó al raro ejemplar entre más de 120 mil pingüinos rey.

El fotógrafo de 43 años y de origen belga desembarcó en las playas de Salisbury Plain. Mientras desempacaba su equipo, un grupo de pingüinos generalmente monocromáticos nadó hacia la orilla y uno de ellos llamó su atención, según publicó el sitio inglés LadBible.

“Nunca había oído hablar de un pingüino amarillo. Había 120 mil pájaros en esa playa y este era el único amarillo allí”, contó Yves. “Todos parecían normales, excepto este. Fue una experiencia increíblemente única”.

“Este es un pingüino leucista (a diferencia del albinismo, el leucismo en animales se caracteriza por un gen recesivo que les da un color crema al plumaje, pero mantendrían el color de sus ojos). Sus células ya no crean melanina, por lo que sus plumas negras se vuelven de este color amarillo”, relató.

Comparte esta noticia