Agencia

El rockero Yaago Anax, conocido en la industria musical como Prince Midnight, no tuvo ningún tipo de prejuicio para pedir que desenterraran el cuerpo de su tío y que los huesos del cadáver quedaran configurado con una guitarra eléctrica.

El señor de nombre Flip murió en un trágico accidente de carro en Antenas, Grecia y tenía solo 28 años de edad, de acuerdo al relato que ofreció el músico. El hombre pidió en vida que si le pasaba algo donaran su esqueleto a la ciencia, por lo que tras muchos años sus restos permanecieron en una universidad, donde los estudiantes de medicina lo utilizaron para aprender.

Pero luego de que la casa de estudio le comunicara a su familia que no podrían seguir utilizando el esqueleto, la institución decidió entregarlo a la familia del difunto. Una vez en las manos del clan de Yaago, parientes se negaron a incinerar los huesos, pero el sobrino tampoco podía costear el espacio del alquiler para ubicar a su tío, por lo que decidió hablar con el gobierno Griego para poder repatriar los restos de su tío a Estados Unidos.

Ya estando en suelo americano, Prince Midnight no sabía qué hacer con la estructura ósea hasta que pensó en convertirla en una guitarra eléctrica.

Comparte esta noticia