Dinamic Enero
banner-movil-dinamic
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante

Descubre por qué las compañías aéreas no cruzan el Himalaya

Agencia

La cordillera del Himalaya, hogar del Everest, el punto más alto del planeta, es una zona temida por los pilotos de aviones del mundo. No porque las aeronaves no puedan sobrevolar los picos: la altitud de vuelo crucero es entre los diez mil 500 y 12 mil metros de altura.

Una misión topográfica en 1933 y 549 aviones estrellados allí durante la Segunda Guerra Mundial dejaron enseñanzas. Hoy los aviones pueden superar el desafío, pero sigue siendo mejor bordear que atravesar esa parte del mundo.

En la primavera de 1933, cuando dos biplanos -un Westland Wallace y un Westland PV3- traquetearon a través de las nubes y lograron sobrevolar el Everest, el objetivo no era batir un récord, sino simplemente obtener más información sobre el Everest.

En aquellos años no se conocía su verdadera altura y jamás había sido escalado hasta su cima. De más está decir que una vez que se sobrevuela el Himalaya, ningún aterrizaje en avión es posible. 

Fuertes vientos comenzaron a golpear los aviones del grupo. En un momento, una corriente aire arrastró una de las aeronaves a mil 500 pies hacia el suelo y luego otra ráfaga la movió de lado con violencia. Hamilton y sus acompañantes tuvieron suerte y regresaron sanos y salvos, pero con una conclusión: no se debía sobrevolar el Himalaya. 

Hubo otros vuelos científicos que buscaron lo mismo; el Himalaya solo era visitado por algunos pocos aviones de topógrafos y aventureros, entre los cuales hubo algunos accidente mortales, hasta que nueve años después de la aventura de Hamilton cientos y cientos de aviones empezaron a verse entre los picos más altos de la tierra. 

Muchos aviones se estrellaron en estas misiones. Algunos por su peso, pues iban cargados al máximo y eran succionados por ráfagas de las que no podían salir, terminando estrellados en las laderas. Otros realizaban vuelos a baja altura, para evitar los remolinos y vientos más fuertes, pero no maniobraban lo suficientemente rápido.

Prácticamente todos los accidentes terminaron en muerte. Incluso si algún soldado lograba sobrevivir al impacto, era imposible encontrarlos y rescatarlos a tiempo en el corazón del Himalaya, con temperaturas que pueden llegar fácilmente a los 15 grados bajo cero.

Los pilotos le dieron un nuevo apodo a la ruta: “El Sendero Luminoso”, porque en el camino podían verse pequeños destellos en la montaña a medida que los aviones avanzaban. Eran las aeronaves estrelladas de sus compañeros.

En cerca de tres años, 549 aviones se perdieron en esta operación y mil 659 personas murieron. 

Estos problemas fueron ampliamente superados por la aeronáutica. Hoy en día los aviones a reacción avanzados pueden navegar a una altura desde la que apenas se ven las montañas, el GPS evita errores de navegación, las mejoras en la formación de los pilotos permiten una excelente operación de emergencias y la presurización del fuselaje permite respirar a esas alturas sin problemas.

¿Por qué entonces los aviones comerciales circundan el Himalaya y no lo atraviesan en línea recta? La respuesta es: por razones de seguridad de los pasajeros y la tripulación. Si bien los aviones modernos son capaces de sobrevolar cualquier montaña, incluido el Everest, los vuelos se trazan en rutas donde el avión pueda descender a los tres mil, altura en la cual el ser humano puede respirar sin la necesidad de la compresión artificial.

Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.

 

Con información de  Infobae

Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica

Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.

Comparte esta noticia

Compartir
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.