Agencia

Una alemana de 26 años encontró en sus senos la oportunidad de ganar miles de dólares, lo que le permitió renunciar a su trabajo como banquera de inversión para dedicarse a ganar dinero en línea.

La joven Yvonne Bar descubrió que luego de someterese a una cirugía estética para modificar el tamaño de sus senos estas podían bailar. La mujer comparte videos y aseguró que hace “una fortuna” con ellos.

En su cuenta de Instagram reúne a más de 2.3 millones de seguidores que la llenan de elogios y su habilidad extraña para hacer que sus implantes bailen.

En uno de sus videos se ve como la modelo tensó y relajó sus pectorales para mover sus senos de arriba hacia abajo.

Comparte esta noticia