Agencia

Una zona en la provincia china de Hebei representaba solo tierra estéril décadas atrás, pero ahora es el Parque Nacional de Saihanba y el mayor bosque artificial del mundo.

Su creación comenzó en 1962 y ahora el territorio —también conocido como 'el pulmón verde del norte de China' y 'el pulmón verde de Pekín'— cuenta con una cobertura forestal del 80% y puede conservar y purificar 137 millones de metros cúbicos de agua anualmente.

Comparte esta noticia