Agencia

Alguna vez ha imaginado cómo sería la casa de sus sueños? El arquitecto iraní Milad Eshtiyaghi, sí y no solo ha imaginado una, sino más de una decena. La última de ellas, quizás sea una de las más impresionantes, no solo por su espectacular diseño, inspirado en el juego del Tetris, sino por la dificultad que esta conlleva. 

Pensada para ser construida en la ladera de un acantilado rocoso de Vancouver, Canadá, la residencia diseñada como una sucesión de bloques desafía todas las leyes de la gravedad, por lo que si eres de los que tiene vértigo, abstente hasta de visitarla.

La construcción de esta casa nace de la idea de respetar la naturaleza existente y evitar daños en el entorno. Así, la casa ha sido dividida en tres niveles con un patio central en donde se perpetuarían la existencia de cuatro árboles legendarios.

En el primer nivel se situaría el salón, la cocina y las zonas comunes, mientras que el segundo sería el destinado a las habitaciones. El último piso albergaría una zona recreativa con una impresionante piscina "infinity" con fondo de cristal.

La construcción de esta propiedad nace de la idea de respetar la naturaleza existente y evitar daños en el entorno©miladeshtiyaghi
 
Cada uno de los cubos que forman esta impresionante residencia se caracterizaría por sus amplios ventanales y muchos de ellos contarían con un sistema que permitiría que pudieran ser abatidos con la ayuda de un sistema de cable mecánico para transformarse en terrazas aprovechando así al máximo las impresionantes vistas sobre el acantilado.

Comparte esta noticia