Agencia

Como parte de su migración anual hacia el océano, millones de cangrejos pintaron de color rojo las carreteras y caminos de la Isla de Navidad en Australia; en redes sociales la denominan como una ‘plaga bíblica’.

Cada año, esta pequeña isla del noroeste es testigo de la migración de una población estimada en unos 50 millones de cangrejos, considerada de las más altas del mundo, causando estragos al cerrar carreteras y en el deterioro de la flora del lugar.

Este suceso se ha vuelto viral en redes sociales por las fascinantes tomas que varios usuarios han compartido en sus perfiles. Carreteras completamente iluminadas de color rojo.

¿Cuándo comienza la migración de los cangrejos caníbales?

Los millones de cangrejos caníbales comienzan su migración desde el bosque poco después que comiencen las lluvias de octubre y noviembre, marchando hacia el océano cerca del parque nacional para aparearse y desovar.

Los machos son quienes lideran la caravana, seguidos por las hembras, que pueden producir hasta cien mil huevos durante la temporada de apareamiento y permanecen en madrigueras durante dos semanas.

‘Con la migración del cangrejo rojo en pleno apogeo en la Isla de Navidad, los cangrejos están apareciendo por todas partes, ¡incluso en la puerta de un edificio de oficinas!’

‘Nuestro personal ha estado manejando el tráfico, sacando cangrejos de las carreteras y proporcionando actualizaciones a la comunidad sobre cierres de carreteras’, dijo un portavoz de Parks Australia.

¿Qué comen los cangrejos caníbales?

Regularmente, esta especie se alimenta de semillas, flores, hojas y frutos, pero se vuelven caníbales cuando sus crías regresan de su primera migración al océano y se los comen.

¿Qué hacen para evitar a los cangrejos caníbales?

Durante varios meses antes, los habitantes de la isla crean puentes, caminos y barreras para que estos animalitos los sigan y no tengan problema con ellos.

En ocasiones la caravana de cangrejos caníbales pasa por zonas residenciales, lo que ocasiona que varios de los pobladores queden atrapados en sus hogares por la gran cantidad de animales.

Se estima que para finales de noviembre lleguen todos a la costa.

Comparte esta noticia