Agencia

En el mundo animal salvaje no existe un personaje malo que planea acabar con la vida de otros simplemente por placer, como suele ocurrir dentro de la especie humana, y es que los animales actúan por instinto, mismo que los motiva a acatar a otros para poder alimentarse.

Sin embargo, hay presas que lograr escapar de sus depredadores como ocurrió con un antílope que consiguió zafarse de un cocodrilo pero que al final terminó siendo devorado por un leopardo.

Así quedó capturado por las cámaras de una pareja turística y que posteriormente el video lo publicó el sitio web Kruger Sightings. En las imágenes se puede observar como el antílope quedó acorralado por un cocodrilo en un pozo y aunque pasó más de un minuto para que el mamífero lograra liberarse, al final terminó haciendo.

No obstante, después de haber logrado quedar en libertad, segundos más tarde el antílope fue sorprendido por un leopardo que luego del ataque su provocó su muerte.

Comparte esta noticia