Wilfredo Cure

El presidente de la Asociación de empleados de la Universidad del Zulia, (LUZ) Julio Villalobos, fijó posición en dejar claro que “por ahora” no existe organismo ni autoridad que “obligue” al personal de la máxima casa de estudios a asistir a sus puestos de trabajo, en medio de las condiciones laborales que presentan los trabajadores de LUZ.

Villalobos señaló, en primer lugar la pandemia del COVID-19 ha llevado a tomar decisiones hasta ahora irreversibles, de suspender todas las actividades y que hoy no ha cambiado, salvo las cifras de contagios y lamentablemente de fallecidos, donde, por cierto, "el estado Zulia ha repuntado en los últimos meses", señaló

En este sentido el gremialista informó que la situación laboral es "sumamente grave y preocupante, la violación de todos nuestros derechos laborales es pública y notoria, a tal punto que los sueldos que devengan nuestros trabajadores no llega a 6 dólares mensuales, sin HCM, sin gastos funerarios, ni prestaciones sociales, esto sin mencionar el cumplimiento de los contratos colectivos donde se adeudan los 22 días de antigüedad 8.5 de fideicomiso, uniformes entre otros beneficios firmados por los gremios y trabajadores en las diferentes contrataciones colectivas que sólo ha  quedado en papel".

Destacó el presidente de Asdeluz, que nadie puede obligar a un trabajador a arriesgar su vida y "mucho menos en una universidad cuyo presupuesto para el funcionamiento no alcanza ni para comprar un litro de alcohol, y sin una cobertura de HCM, es decir, el llamado de un personal para asistir a sus puestos de trabajo sin la garantía de elementos de bioseguridad es un acto de homicidio”.

"Esto sin dejar de mencionar las vicisitudes cotidianas que hoy tenemos que enfrentar como ciudadanos, como la falta de gasolina, cortes eléctricos, sin efectivo, la falta de transporte y una hiperinflación que carcome los bolsillos de los trabajadores universitarios".

 

Comparte esta noticia