Agencia

Al ingresar a los barrios “Virgen del Carmen” y “23 de Marzo” en la parroquia Idelfonso Vásquez, al oeste de Maracaibo, no falta ver a menores de edad, adultos mayores y demás comunidad, trasladando en carretillas o carros de supermercados, pimpinas, baldes y hasta tanques con agua, en su mayoría, no consumible.

En un puestico de venta de cigarrillos, en la calle 23B en el sector “Bomba Caribe”, la señora, Lizbeth Rodríguez, levanta su mirada recordando el día que llegó el agua por tuberías en su sector. Dice que pueden pasar hasta más de 6 meses para que llegue el servicio.

Llega el agua de mil a mil, cuando les da la gana. Nosotros tenemos que sufrir por el agua y no tenemos para estar pagando a diario para que nos llenen los tanques porque son altos los costos. Yo vendo cigarritos y retornables y no puedo estar comprando agua por cisternas”.

Recorriendo la barriada “Virgen del Carmen”, en calle 32D, nos encontramos el caso del señor, Gerardo Camarillo, comentó que en su calle tienen 3 años que no llega el agua. “Tenemos que trasladarnos hasta otro sector a buscar la poca agua que llega. Gracias a esta situación, nos vimos en la obligación de perforar un poso para agarrar agua que solo sirve para lavar platos, limpiar la casa y bajar los baños”.

La construcción de estos pozos clandestinos, de hasta 10 metros de profundidad, no cuentan con las medidas de seguridad respectivas para evitar un accidente de algún miembro de estos hogares. Muchos de los vecinos de estos sectores se niegan a abrir estos pozos porque en la barriada, en su mayoría, las casas cuentan con pozos sépticos, y así evitan contaminarse con aguas negras.

Con información de 800 Noticias

Comparte esta noticia