Agencia

Más de cien familias que habitan en los sectores La Victoria, El Remanso y la Cuesta del Guayabo del municipio Guásimos, en el estado Táchira, se encuentran en alto riesgo, debido a los deslizamientos de terreno que desde hace varios meses se registran en la zona por daños en la tubería de aguas residuales.

La denuncia fue efectuada por el concejal Sergio Guerrero, quien explicó que a pesar de haber solicitado ayuda a la Alcaldía de esta jurisdicción, la respuesta que han recibido es quela máquina que se necesita para realizar las reparaciones, tiene más de un año averiada.

Aunque hasta el momento ninguna de las casas se ha caído, comenta que algunas ya presentan hundimientos en su estructura. "Esto se está desbarrancando cada vez más, ya se cayó el muro perimetral de El Remanso, se está viniendo la montaña y las aguas negras están corriendo por toda la vía principal", explicó.

Debido a que producto de las lluvias la vía principal del sector colapsó hace al menos un año, los vecinos que no cuentan con vehículos propios, deben atravesar el barranco para movilizarse hacia otros lugares, situación que es imposible en tiempos de lluvias y pone en riesgo la integridad física de niños y adultos que no tienen otra opción.

Los autobuses o vehículos particulares, deben dar una vuelta de más de diez minutos por la vía que sí está operativa.

"La problemática mayor es que se sigue deslizando todo esto y se van a ver afectadas todas las casas de la parte de arriba y las de una cuesta que se llama El Guayabo, por donde viene toda esa cloaca ya rebosando", añadió el concejal Sergio Guerrero.

Ante esta situación a los organismos competentes a tomar acciones inmediatas, a fin de evitar que el deslizamiento continúe o empeore, arrasando con todo a su paso.

Comparte esta noticia