Agencia

El propietario de Vera Pizza pidió disculpas por lo ocurrido el pasado viernes en la noche cuando dos jóvenes varones fueron expulsados del establecimiento porque estaban bailando juntos.

"La discriminación se aprende, pero también se puede desaprender y eso es lo que debemos hacer", dijo el encargado de la pizzería ubicada en el municipio Chacao de Caracas.

También expresó que instruirá al personal del negocio en materia de derechos humanos y en lo concerniente a la comunidad LGBTI.

Comparte esta noticia